Ciudad de La Plata,
Buscar:
Economia

Volvió el conflicto a Cresta Roja: operarios tomaron una de las plantas

Los obreros de la exRasic le reclaman a los nuevos dueños de Proteinsa deudas salariales y la reincorporación de 300 operarios.


Unos 800 trabajadores de la avícola Cresta Roja tomaron hoy una de las plantas de la empresa, la denominada “Planta 2”, ubicada en Esteban Echeverría, en reclamo de una deuda salarial.

Los obreros de la exRasic le reclaman a los nuevos dueños de PROTEINSA. S.A. el pago de una indemnización comprometida por la empresa en concepto de reconocimiento de antigüedad. “Como se trataba de una quiebra con continuidad, los trabajadores pasamos a la nueva empresa sin antigüedad, pero a cambio los nuevos dueños debían reconocernos los años trabajados usando parte de los u$s 121 millones que se comprometieron a poner para relanzar la producción”, dijeron voceros gremiales a Cronista.com. “Hay operarios que tienen 20 años acumulados trabajando en la avícola”, subrayaron.

Los trabajadores también reclaman la reincorporación de unos 300 operarios que, según los delegados, la empresa se comprometió a ingresar ni bien aumentara la producción. “Cuando se quedaron con la planta, producíamos 80 mil pollos, ahora estamos en 250 mil y no cumplen con la reincorporación de los compañeros”, contaron.

La producción en la planta de Esteban Echeverría está parada desde hoy al mediodía, además de ocupada por sus trabajadores. Mañana habrá asambleas por turno, a las 8 y a las 14, donde se decidirán los pasos a seguir. 

Según los dirigentes gremiales, la empresa habría pedido una prórroga de tres meses más para cumplir con los reclamos que se le hacen. “Pero es la cuarta o quinta prórroga que piden”, dijeron. 

En las asambleas de mañana, de persistir el conflicto, analizarán un menú de opciones que va desde continuar con la toma y el paro, cortar arterias aledañas o marchar a Plaza de Mayo.

Los voceros de Cresta Roja declinaron formular declaraciones a Cronista.com. Sin embargo, fuentes empresariales del sector de la alimentación que siguen de cerca el conflicto afirmaron que la empresa no registra ninguna deuda con sus empleados, con el argumento de que el pago por indemnizaciones fue convertido en acciones que se entregaron a los trabajadores. “Aquellos que no aceptaron la oferta tienen que reclamar en el Juzgado”, dijeron las mismas fuentes, en referencia al Juzgado Comercial N° 18, a cargo de Valeria Pérez Casado, donde se tramitó el proceso.

De acuerdo a las mismas fuentes empresariales, en esa planta de Cresta Roja “reina la anarquía”.

Agregan que “no existe una comisión interna” y que “está todo politizado”.  El dato tiene seguramente conexión con lo que sucedió a principios de agosto, cuando los trabajadores de la Planta 2  de Cresta Roja destituyeron al Cuerpo de Delegados que venía de renovar su mandato a principios de año. Los nuevos delegados acusaban a los antiguos de connivencia con el Sindicato de la Alimentación, con quien la nueva CI está enfrentada.

En julio Cresta Roja fue noticia por el despido de más de 52 trabajadores, que luego fueron reincorporados.

Proteinsa, grupo compuesto por las empresas Ovoprot Internacional, Tanacorsa y Grupo Laclau, ganó la licitación para quedarse con Cresta Roja en octubre del año pasado. Es el mismo grupo que se había hecho cargo de la empresa en diciembre de 2015 cuando la Justicia decretó la quiebra de la ex Rasic Hnos. Proteinsa presentó una oferta por u$s 121 millones, con el respaldo del banco brasileño BTG Pactual. Le ganó la puja a Avícola del Plata (conformada por Granja Tres Arroyos, Adecoagro y Grupo Lartirigoyen), quien ofertó u$s 80 millones al contado y u$s 60 millones para inversiones. El precio base era de u$s 110 millones.

En cierta forma, la planta tomada hoy en Cresta Roja es emblemática para el Gobierno. Fue en una visita a esa planta en el momento del relanzamiento de su producción cuando el presidente Mauricio Macri lanzó duras críticas a la Ley Antidespidos, anticipando el veto que después dispuso y puso como ejemplo la nueva realidad Cresta Roja para probar que “no es por la vía de la arbitrariedad ni de la imposición que se puede cuidar a los argentinos".




Au La Plata