Ciudad de La Plata,
Buscar:
Provincia

Los estatales marcharon con globos negros para pedir por la fuente de trabajo

Movilizaron a Educación y culminaron en la Casa de Gobierno. Pidieron por la reubicación de los más de 100 despedidos de la UEP. "Nos despidieron por mail, no dieron la cara y no pensaron en nuestras familias", expresaron. 


Estatales enrolados en ATE encabezaron este jueves una manifestación por las calles del centro platense y culminaron con un acto frente a las puertas de la Gobernación, donde dirigieron sus críticas a María Eugenia Vidal y exigieron la "inmediata reincorporación" de "todos los trabajadores provinciales despedidos" en las últimas semanas. En este marco -y en medio de un paro regional convocado hace dos días-  los más de 100 trabajadores despedidos de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) encabezaron las primeras filas de la movilización que partió cerca de las 11 de la mañana desde las puertas de ese organismo, en calle 8 entre 45 y 46. Los despedidos sostuvieron globos negros que simbolizaron su dolor frente a la pérdida de las fuentes de trabajo.

Pese al calor agobiante, desde las 10 de la mañana un numeroso grupo de trabajadores enrolados en ATE llegó a las puertas de la UEP donde, con bombos y pancartas, vivieron la previa a la manifestación. Los grandes protagonistas de la jornada fueron los más de 100 trabajadores despedidos del organismo de calle 8 que ocuparon la primera fila de la movilización cuando, cerca de las 11, el grupo partió por las calles del centro platense.

"No al ajuste de Vidal"; "hay plata para palmeras pero no para las escuelas"; "ya nos quitaron tanto que nos terminaron quitando hasta el miedo" y "violencia es despedir", fueron algunas de las consignas que se leyeron en las decenas de carteles que los manifestantes sostuvieron en sus manos a lo largo de la recorrida. 

"Pasamos año nuevo en nuestro lugar de trabajo porque Vidal nos despidió por mail, ni siquiera dio la cara. Nos dejó en la calle sin dar una explicación", relató a Infoplatense Alejandra, una de las trabajadoras despedidas que, por estas horas, no deja de pensar en el futuro de sus dos hijos que aún van a la escuela: "Después de tantos años de trabajo nadie pensó en nuestras familias y es un dolor enorme", agregó.

En esa misma línea, el resto de los despedidos manifestaron su bronca. Algunos de ellos encabezaron las filas de la movilización y no dudaron en apuntar contra Vidal: "Desde hace trece días estamos en una permanencia pacífica en el edificio, exigiendo la reincorporación, pidiendo por nuestros derechos. Le pedimos a la gobernadora que recapacite porque esto va a tener un impacto negativo en la educación pública", resumió Pablo, otro de los despedidos. Y dijo que, en el grupo de los desvinculados, hay realidades de las más variadas: madres solteras, padres separados y estudiantes que, a la par que completan sus recorrido universitario, trabajan. "Para todos es un golpe durísimo. Muchos de nosotros dependemos de esto para llegar a fin de mes y pagar el alquiler", ejemplificó.

Luego de más de una hora de recorrida por las calles del centro, los manifestantes desembocaron en las puertas de la gobernación. Una vez sobre calle 6, improvisaron un escenario sobre la parte trasera del camión que había guiado la movilización durante todo el recorrido y, entre cánticos y aplausos, tomó la palabra el secretario general de ATE, Oscar de Isasi: "Tenemos que priorizar la unidad para que retrocedan los despidos masivos", inició.

"Quiero reinvidicar a muchos ciudadanos que nos vienen acompañando en la lucha. Muchos que, incluso, votaron a este gobierno y que se sienten defraudados. Porque los votaron para vivir mejor, no para que hagan lo que están haciendo", agregó De Isasi. Y aseguró que, en las próximas horas, se trabajará en la unidad provincial de los trabajadores para darle forma a la idea de concretar un paro con movilización a Plaza de Mayo en las próximas semanas.

Los trabajadores despedidos de la UEP -cuya cesantía fue comunicada por correo electrónico el 29 de diciembre último- culminaron la jornada colocando muchos de los globos negros en las rejas de la gobernación, como un recordatorio de "su lucha y de su luto" para la gobernadora Vidal. "No importa el calor, no importa nada. Vamos a seguir unidos dando esta pelea", concluyeron. 




Au La Plata