Ciudad de La Plata,
Buscar:
Economia

En medio del anuncio del paro docente el gobierno depositó $4.500 por presentismo

Alcanza a los maestros que el año pasado no faltaron nunca a clase. Se decidió el mismo día en que los gremios anunciaron la huelga y en que el gobierno aumentó un 5 por ciento más y pidió que se revise la medida.


El mismo día en que los gremios docentes decidieron un paro de 48 horas en el inicio de las clases, el gobierno bonaerense hizo efectivo el pago extraordinario por única vez de 4.500 pesos a 35.788 docentes que no faltaron durante el ciclo lectivo 2017. 

Según se informó desde la Dirección General de Cultra y Educación, la suma depositada es proporcional al tiempo trabajado durante el año lectivo.

El gesto gubernamental apunta a consolidar el respaldo de los maestros que podrían estar en contra de la medida de fuerza y está encuadrada en un aspecto de la oferta realizada en la paritaria de 2018, vinculado con el presentismo.

Según se indicó desde la cartera educativa al comunicar la decisión de sepositar la suma extraordinaria, "para el gobierno bonaerense es muy importante debatir el ausentismo, no sólo por el dinero que se gasta en suplencias sino principalmente por el impacto que tiene en los chicos y en su capacidad de aprender".

También se indicó que el año pasado la Provincia pagó en suplencias $19 mil millones. Se otorgaron en 2017 un promedio 117.343 suplencias por mes. Esto es un porcentaje de ausentismo del 17%.

PEDIDO A LOS GREMIOS

Antes de este anuncio, y cuando ya se había conocido el paro de lunes y martes próximo, varios ministros del gabinete de la gobernadora María Eugenia Vidal realizaron una conferencia de prensa y pidieron a los gremio "rever" su decisión. También lamentaron el rechazo de los maestros a una nueva mejora en la oferta, que consistía en un aumento inmediato del 5 por ciento, como adelanto de un futuro acuerdo salarial, retroactivo a diciembre último.

En esa conferencia de prensa estuvieron los ministros bonaerenses de Trabajo, Marcelo Villegas; de Economía, Hernán Lacunza; de Educación, Gabriel Sánchez Zinny; y de Asuntos Públicos, Federico Suárez, en el salón de la sede central del Banco Provincia, en el centro porteño.

Durante el encuentro con la prensa, los funcionarios de la administración de María Eugenia Vidal ratificaron además que será descontado el plus por presentismo a los docentes que adhieran a la medida de fuerza de la semana próxima, una decisión que ”ya fue discutida durante el 2017 y que está avalada judicialmente".

Lacunza pidió a los gremios "salir de esta lógica perversa" y remarcó que "un paro no sirve a nadie, no acerca mayores recursos, no sirve ni a las familias, ni a los maestros que están frente al aula, pero sobre todo no sirve a los alumnos".

"Hemos naturalizado ese comportamiento, pero no es propio de un país normal", opinó el ministro, quien detalló que los maestros rechazaron la propuesta oficial que contemplaba un "15 por ciento de aumento", que representaba el incremento de un sueldo promedio de "24.600 a 28.300 pesos".

Destacó además que hoy ya fueron acreditados 4.500 pesos en cada una de las cuentas de los docentes que cumplieron con el presentismo durante el 2017.

Para el 2018, en tanto, el gobierno provincial ofreció el pago de 6.000 pesos de plus por presentismo, algo que -dijo Lacunza- también fue rechazado por los gremios, al igual que la clausula de revisión en octubre.

Esa clausula buscaba garantizar que, en caso de que la inflación fuera superior a la prevista por el gobierno, los docentes recibieran una compensación, que debería ser acordada entre las partes en octubre y pagada antes de diciembre.

Los ministros bonaerenses dijeron también que "como gesto de buena voluntad" ofrecieron a los sindicatos un adelanto del 5 por ciento de aumento de los haberes, a cuenta de cualquier acuerdo futuro, algo que también fue objetado por los docentes.

Lacunza subrayó que la inflación del bimestre enero-febrero "será inferior" al 5 por ciento que el gobierno ya había dispuesto para los maestros y que estaba destinado a "mostrar con hechos la vocación" de acordar de la administración bonaerense.

"Esto no tiene que ver con un diálogo sobre la política; la discusión que tenemos que dar es qué transformación podemos hacer entre todos para una educación de calidad; no hay que seguir con la lógica de echarnos las culpas", dijo por su parte Suárez, ante una consulta sobre la lectura "política" del gobierno provincial sobre el conflicto.

Villegas, en tanto, aseguró que el fin de semana seguirán trabajando "para que las escuelas estén abiertas y los comedores funcionando el lunes y martes próximos", pero aseguró que serán descontados los días de los maestros que adhieran al paro la semana próxima.

"Esto ya fue discutido el año pasado y avalado judicialmente", remarcó.

Los gremios y el gobierno provincial se reunieron por tercera y última vez el miércoles pasado, cuando los docentes rechazaron la propuesta oficial y adelantaron que convocarían a un paro de actividades para el lunes y martes próximo.




Au La Plata